Driving Speed 2

Descargar Driving Speed 2 Gratis Para Windows

Disfruta gratis con las carreras en alta calidad de Driving Speed 2.

BAJAR Última Version 2.0.11

Driving Speed 2 nos ofrece, completamente gratis, un simulador de carreras de alta calidad, ambientado en el mundo de los bólidos V8, los conocidos como "muscle cars", es decir, vehículos de mediano tamaño pero con un motor de gran rendimiento, y mayor potencia.

En Driving Speed 2 competirás contra otros 11 bólidos V8 en cada carrera, luchando contra ellos y contra el reloj en circuitos foto-realísticos con gráficos de alta calidad. Realismo que está muy presente en todos los aspectos de Driving Speed 2, pero sobre todo en lo que se refiere a la física del juego. Así, tanto la conducción en sí de los V8, como las reacciones del vehículo y los escenarios a lo que hagas durante el juego tendrán una respuesta de lo más realista en Driving Speed 2, que en este sentido se podría definir más como un simulador de conducción, que como un arcade de carreras.

Driving Speed 2 también nos ofrece un modo multijugador, aunque con limitaciones, por si te aburres de competir contra los V8 controlados por el juego, y quieres enfrentarte a jugadores reales, con una "ranking" online de competidores y vueltas rápidas.

Nota: Programas-GRATIS.net no ofrecerá bajo ningún concepto claves, serials, cracks, keygens o similares de Driving Speed 2 como se recoge en la normativa de propiedad intelectual.

Últimas Opiniones Sobre Driving Speed 2

  • Simulador de carreras driving speed

    Llesot - 08/04/2013

    Grande este simulador, muy grande, pero le falla algo, cuanto más juego, más me doy cuenta de que algo de los gráficos le falta. no se si son texturas o mejor colorido o algo, sobre todo en las llantas de los coches y los choques. me ha gustado ver que hay gente que juega a driving speed, pues tenía la duda de si es un juego al que juega la gente o no, y la verdad que hay bastante gente decente para jugar, todos respetan las normas jeje. lo mejor y lo peor es la conducción, si le coges el punto, te puede gustar, sino lo acabarás odiando.